usuario:
contraseña:
Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5
Compartir Compartir
Empleos verdes: ¿Se consolidará en Argentina el trabajo del futuro?
El cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenible, dos valores que la Generación Y impuso en la agenda de las empresas, están generando nuevas ocupaciones. Conozca cuáles son los puestos que vendrán en el futuro, las industrias clave y las competencias que deben desarrollar los profesionales. El cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenible, dos valores que la Generación Y impuso en la agenda de las compañías, están generando nuevas ocupaciones y la reconversión de los puestos de trabajo tradicionales.Eficiencia energética, transporte sostenible, suministro de agua, gestión de servicios sanitarios y desechos son algunas de las actividades que en la actualidad ofrecen trabajo a millones de personas en los países industrializados.Se trata, en definitiva, de nuevas opciones que mundialmente se conocen como "empleos verdes"y que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) los identifica como "trabajo decente generado en distintos sectores y actividades económicas que reducen su impacto medioambiental y que conducen, en definitiva, a economías y empresas medioambiental, económica y socialmente sostenibles."En general, las que llevan la delantera en esta nueva tendencia son las industrias que mayor impacto directo tienen en el medio ambiente y en la sociedad. Los sectores dominantes son el de energía, el de agricultura, el de la construcción y el transporte.Sin embargo, la tendencia es que todas las áreas de la economía se involucren cada vez más en estas acciones, dado que se ven afectadas de una manera u otra por la situación social y el impacto del medio ambiente. Poco a poco, se irá reflejando ese cambio en el mercado laboral. A nivel local, aunque el desarrollo de este tipo de actividades es incipiente, ya se pueden ver industrias en las que la tendencia pisa fuerte.Un ejemplo es biocombustibles.Este sector, que en los últimos años tuvo un crecimiento importante en la Argentina, está vinculado a las energías renovables y, por lo tanto, a los "empleos verdes". Y aunque quizá los perfiles de ingenieros que emplea no varíen, seguramente se trate de profesionales que trabajan con tecnologías innovadoras en nuevos procesos, al igual que puede suceder en las centrales nucleares y eléctricas.Desde la firma reclutadora de perfiles ejecutivos y profesionales Oxford Partners, anticipan que para este año se espera una alta demanda de pedidos para las áreas de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) y en la de gestión del medio ambiente."Este movimiento generará una demanda directa y efectivapara aquellas compañías que aún no han desarrollado el sector", arriesga Ana Renedo, socia de la consultora.Y detalla: "Los puestos requeridos serán técnicos en salud ambiental, gestor de espacios naturales y técnico en reciclado, como así también para las áreas de Relaciones con la Comunidad, gerencias de Medio Ambiente o de Nuevos Recursos."La experta en selección ejecutiva admite que "se trata de un mercado que en la Argentina se empezó a mover hace relativamente poco, de la mano de las multinacionales y de las empresas locales que son sus proveedoras y a las que, para contratarlas, les exigen tener determinadas políticas sociales y del cuidado del medio ambiente", pero vaticina que, en el mediano plazo, el resto de las compañías se irá contagiando.A su vez, Renedo hace hincapié en que, por orden de las casa matrices, muchas organizaciones optan por la reconversión de los puestos actuales a posiciones que combinen responsabilidades vinculadas a "empleos verdes" con aquellas que corresponden a las tareas tradicionales.Así, en los casos en los que no existe un área puntual, son los responsables de producción, por ejemplo, quienes bajan y deben cumplir con las políticas que llegan del exterior y que marcan una serie de indicadores de gestión relacionados con la optimización del uso de los recursos naturales y el cuidado del medio ambiente.¿Qué competencias deben desarrollar los profesionales que buscan un "empleo verde"? Dado que estas posiciones son nuevas y todavía están en proceso de formación, las competencias requeridas tienen que ver con el interés en este tipo de temáticas, flexibilidad, capacidad de aprendizaje continuo, capacidad para identificar y adoptar nuevas tecnologías y la curiosidad intelectual. Advertencia de la OITEn este sentido, desde la OIT advierten que el potencial de empleo que surge a partir de la transición hacia economías más verdes no puede ser explotado si no se desarrollan nuevas competencias profesionalesrelacionadas con los "empleos verdes".Según el estudio "Competencias profesionales para empleos verdes: Una mirada a la situación mundial" realizado por el organismo sobre 21 países y publicado en noviembre último, el desarrollo de nuevas calificaciones dependerá mucho de las circunstancias de cada país, de los desafíos medioambientales, de las medidas políticas y del marco normativo.Sin embargo, las políticas y la legislación internacional están desempeñando un papel cada vez más importante y están impulsando un cambio en las políticas a nivel nacional."Las políticas en materia de medioambientales y sobre cambio climático generan enormes oportunidades de empleo, pero también riesgos asociados con los cambios estructurales", explica Olga Strietska-Ilina, coordinadora del estudio.Y añade: "El informe muestra que las economías que han iniciado la transición hacia patrones de producción más verdes pueden aprovechar el potencial de creación de empleo si enfrentan el cambio estructural previsto y la transformación de los empleos existentes".A su vez, el informe destaca que la carencia de competencias laborales ya constituye un importante obstáculo para la transición hacia economías más verdes.De acuerdo a la OIT, este déficit es el resultado de un número de factores, entre ellos el bajo crecimiento de ciertos sectores verdes, como por ejemplo en lo relacionado a la eficiencia energética a la hora de construir edificios; la escasez general de científicos e ingenieros; la mala reputación y el poco atractivo de algunos sectores, como la gestión de los desperdicios; y la estructura general de la base nacional de competencias profesionales.Fuente: iProfesional.com