En el interior de las oficinas existe siempre comunicación entre los empleados. Comentarios de asuntos concernientes al trabajo, al recibir la compañia de los líderes de equipo, hasta pasando por las habladurías y rumores. Lo que desde Recursos Humanos deberíamos hacer, es aprovechar esa acción humana para impulsar los objetivos corporativos de la organización. La comunicación interna debe ser utilizada como el motor de la recopilación de información muy valiosa. Además, debe fijar unos públicos y adaptar los mensajes a ellos. Hablemos de los tipos de dirección de mensajes en la comunicación más habituales en un despacho profesional:

  1. Comunicación descendente: De la dirección a los profesionales.

Es impresicindible liderazgo proactivo, y por ende, la comunicación descendente no debe alinearse con una comunicación autoritaria. Tenemos que  buscar un feedback del profesional, envolviendo al empleado entre las aguas de la cultura del despacho.

Ésta no puede imponerse de un día para el otro. Como todo proyecto, lleva un proceso que debe hacerse paulatinamente y el objetivo es la implicación del 100% de los profesionales.

  1. Comunicación ascendente: De los profesionales hacia la dirección.

Un despacho moderno, que base su cultura corporativa en la calidad de servicio, está obligado a tener evaluaciones de 360º e incluso de 450º (implicando al cliente). Uno de los beneficios de este modelo es averiguar si nuestro profesional está aprendiendo lo suficiente en las operaciones que está llevando. Que nuestros profesionales se sientan útiles y que a,prendan en cada uno de los asuntos que lleguen, es un factor crítico para que no se nos escape talento de forma indeseada.

Nos encontramos en muchos casos, que la falta de delegación que existe en los despachos, hace que las futuras promesas lleven casos poco atractivos para ellos. La implantación de un sistema que estimule la comunicación ascendente hará relucir la información de cómo gestiona y delega cada líder de departamento los asuntos entre sus profesionales. Muchas veces los despachos no mejoran porque los socios no reciben esas críticas constructivas, que se pueden aportar desde otras perspectivas.

La comunicación interna debe ser tomada en serio; pues nos brinda una poderosa información.

En su empresa, ¿Cómo manejan la comunicación interna?

Comments are closed.