Está probado que es muy importante para el éxito de una empresa que sus empleados se sientan cómodos en sus puestos y que den lo mejor de sí para el crecimiento en conjunto con la compañía. Pero qué sucede cuando el ambiente no es el adecuado y los empleados comienzan a sentirse incómodos.

Existen distintas maneras de crear un ambiente laboral desfavorable. Tanto desde la cúspide gerencial hasta un conflicto entre colegas, dentro de un empleo pueden darse infinidad de roces que en su mayoría podrían evitarse. A continuación, se explican algunas señales que indican un mal clima laboral:

El superior tiene una mala actitud: cuando la conducta de un líder no se adecúa a los parámetros de la buena convivencia pueden producirse problemas.

Conspiración entre colegas: los secretos en reunión, murmullos y las miradas esquivas generan un clima de desconfianza y tensión.

Que le quiten el crédito por su trabajo a un empleado: más allá que produce una frustración, de agravarse la situación, otro empleado podría conseguir un aumento salarial y ascenso que en realidad le corresponde a un compañero.

Hacer el trabajo de otros sin recibir reconocimiento alguno: es algo común ya que para hacer frente a la crisis económica, muchas empresas optan por reducir el personal no sustituyendo las vacantes.

Los colegas son insubordinados: algunos empleados no siguen reglas básicas de convivencia y se dejan llevar por su rebeldía y su arrogancia, haciendo alarde de su capacidad para hacer lo que quieran sin preocuparse por las consecuencias negativas.

El jefe es ineficaz o ausente: siempre debería estar presente para dar apoyo y ejercer la autoridad si el caso lo requiere.

Existe una gran cantidad de señales que se originan en las oficinas y que pueden evitarse si los que forman la compañía trabajan en pos de conseguir un excelente clima con todo lo que eso requiere. ¿En tu empleo qué sucede?

Tagged with:
 

Comments are closed.