Muchas empresas están considerando la posibilidad que algunos de sus colaboradores, como los altos ejecutivos, puedan trabajar ciertos días de la semana desde la comodidad de su hogar, conectados a Internet.

Esta situación puede considerarse un beneficio para el colaborador, ya que esos días no tendrá la presión que implica el traslado de la casa a la oficina y podrán atender a su familia e incluso podría concentrarse mejor en su rutina profesional. En este sentido, podrían trabajar, por ejemplo, una mañana, para luego hacer los deberes del hogar y estar pendiente de los niños.

Esto resultaría una combinación de rutinas que permitiría el espacio oportuno para desconectarse y luego, retomar el trabajo con mayor concentración y mayor fluidez.  Sin embargo, surge la siguiente interrogante ¿Trabajar desde la casa es totalmente beneficios para el colaborador?

Es importante poner en un balance cuáles son las ventajas y desventajas de trabajar desde casa para poder valorar su conveniencia.

Entre los pros de trabajar desde casa podemos mencionar:

  • Tener una flexibilidad horaria que significa libertad de controlar el horario laboral.
  • No tener jefes encima dando órdenes, lo que reduce el estrés.
  • Establecer rutinas físicas y nutricionales con mayores probabilidades de cumplirlas.
  • Tener el tiempo necesario para compartir con la familia y estar presente, por ejemplo, para hacer las tareas escolares.
  • Reducir su oficina a un ordenador portátil, lo cual permite viajar fuera de la ciudad, sin el riesgo de perjudicar la dinámica de un equipo.

Sin embargo, trabajar desde casa presenta, también, una serie de desventajas como:

  • Si sé es una persona muy sociable, el trabajo desde la casa puede resultar muy solitario, por la falta de interacción.
  • Distracción en las labores por vivir con los padres o los hijos, especialmente por los niños más pequeños a quienes les cuesta entender este tipo de situaciones.
  • Dificultad para establecer límites entre el trabajo y la casa cuando ambos están físicamente en el mismo lugar.

Para poder tener éxito al trabajar desde el hogar, es necesario tomar en cuenta lo siguiente:

  • Establecer un tiempo correspondiente a la familia y otro para los clientes/jefe. Es importante dejar claro a los clientes/jefes que únicamente podrán ser atendidos en los horarios acordados.
  • Evitar el excesivo uso de las redes sociales y los correos electrónicos, ya que pueden causar distracción y quitar más tiempo del necesario.
  • Darse tiempo para tomar cortos descansos. Quizás hay algún problema que no se puede resolver por el agotamiento.
  • Habilitar una habitación o un espacio privado que sea aceptado por la familia como “la oficina”, con su línea telefónica independiente
  • Dejar entrar a sus compañeros de trabajo.  Debido a que todavía trabaja en su oficina, puede que llegue algún compañero para aclarar dudas o ayudarlo en algún proyecto.
  • No descuidar la apariencia personal cuando se trabaja desde casa.  No se debe trabajar en pijamas, eso hará que la jornada se desarrolle con una actitud pasiva; además la costumbre va generando una imagen desaliñada
Tagged with:
 

One Response to Pros y contras de trabajar desde su casa

  1. Fabian says:

    Me encanto la parte que dice “…no se debe trabajar en pijamas..” porque cuando hago home office algunas veces me quedo en pijamas para no perder el tiempo cambiándome de ropa y trabajar mas cómodo. Otras veces si tengo que trabajar varios dias seguidos me dejo crecer la barba.