Pocos tienen la fortuna de escoger a los colegas en el mundo profesional y son menos aun los que cuentan con verdaderos amigos en el trabajo. Sin embargo, en cada puesto y en la vida, es mejor elegir a tus amigos que dejar que te elijan. Aunque cueste colaborar, somos seres sociales y contar con personas con las que nos relacionamos con una frecuencia regular, con las que compartimos intereses similares y también algunas diferencias, beneficia nuestra salud laboral. 

El estudio Los siete principios de psicología positiva que impulsan el éxito y el desempeño en el trabajo revela, además, que aquellos profesionales que impulsan la amistad en su compañía y organizan actividades sociales en el lugar de trabajo tienen un 40% más de posibilidades de promocionar en los dos años siguientes.

Shawn Achor, autor de la investigación, habla de “profesionales altruistas que reportan a la compañía una satisfacción laboral determinante y se sienten diez veces más enganchados por el trabajo que los que están aislados”. En términos de felicidad laboral, estos altruistas son un 31% más productivos, y las ventas de las compañías en las que proliferan este tipo de profesionales se incrementan un 37%, según el informe.

Algunas compañías como Google, Dropbox o Southwest se han formado una reputación corporativa fomentando precisamente la camaradería en el lugar de trabajo. Algunos estudios aseguran que esa camaradería implica respeto mutuo, un sentido de pertenencia e identidad, y un compromiso ante los retos de la organización. Se trata de un valor que supone una ventaja competitiva para reclutar al mejor talento, para retener a los empleados e impulsar el compromiso, la productividad y la creatividad.

Tagged with:
 

Comments are closed.